Entrevista a Shaun White

12/10/2008 a las 12:40:10 » 7328 visitas
P: ¿Qué momento de tu vida te hace sentir más orgulloso?
R: Hay muchos momentos en mi vida. Mi primera prueba profesional fue la más guay, y los Juegos Olímpicos de Invierno porque ya sabes, en eventos como los ESPN Xgames, la gente que te ve son tus fans y gente metida en este deporte. Pero en los Juegos Olímpicos el sentimiento es distinto porque la gente que ve y a la que le gusta lo que haces no son necesariamente familiares con el deporte.

P: Después de todo lo que has logrado, ¿hay algún otro reto que aún persigas?
R: Hay toneladas de cosas. Cada año hay un nuevo reto. El año pasado era hacer backcountry y divertirme, y ahora estoy en cosas más grandes para las que nunca suelo tener tiempo, por ejemplo, el juego. Pero los siguientes Olímpicos están a la vuelta de la esquina y serán el centro de mi atención durante un par de años.

P: Si pudieras elegir un solo lugar del mundo donde correr, ¿dónde estaría?
R: Depende de lo que quiera hacer. Si quieres sitios grandes abiertos, Alaska es alucinante. Si vas en el momento apropiado, Japón es probablemente uno de mis favoritos, porque la gente es muy divertida y puedes hacer cosas que se supone no deberías hacer, pero las haces porque no eres japonés. Ya sabes lo que quiero decir. Una vez pasé al otro lado de la cuerda y no debería estar allí, y poco después aparece una patrulla de esquí y yo estaba con mi amigo y me dice “tío, disimula” y empezamos a gritar “¡Socorro, ayuda!” y la patrulla dice “ah, vale, vale”… Incluso nos dieron una vuelta en el vehículo de nieve y me dije “uf, tío, qué cerca ha estado”… Eso no lo puedes hacer en Estados Unidos *risas*.


Kube Hotel – Paris

P: ¿Cuáles son los tres trucos básicos (para el pipe, los raíles y el kicker) que cualquier snowboarder debe aprender para aprovechar bien la montaña? ¿Algún consejo para cada uno?
R: Creo que el mejor consejo que puedo dar es escoger bien los trucos y la velocidad a la que los aprendes, porque hay cosas que puedes hacer de inmediato y luego empezar a hacer rotaciones más y más grandes, y sin embargo otras cosas necesitan más tiempo y tardas bastante en hacerlas. Es difícil porque la gente quiere tirarse por primera vez y ya hacer un 1080° como los tíos de la tele. Pero es más divertido hacer por ejemplo mellow spins. Mi truco favorito que te recomiendo aprender es el 360°, es lo más parecido a hacer una rotación completa. En los halfpipe, estar en el aire es simplemente genial. Y hacer backcountry es como del otro mundo, es sin duda una de esas cosas donde debes saber manejar la tabla de forma diferente. Si vas a hacerlo, te aconsejo poner las fijaciones un punto atrás y sentirás cómo te queman las piernas para mantener la nariz sobre la nieve.

P: ¿Qué diferencia aporta el ejercicio, fuera de la tabla, y el entrenamiento físico a un snowboarder profesional?
R: (Sarcástico) Bueno, yo estoy en el gimnasio siete días a la semana *risas*. No, en serio, es duro, creo que se necesita cierto tipo de ejercicio físico. Debes ser lo bastante rápido, pero te juro que este deporte necesita también de la cabeza porque tienes que convencerte a ti mismo para hacer esa voltereta y ese otro truco… y eso es tu propia batalla. Si piensas “ay, ésta la pifio”, seguro que la pifias. Tienes que estar a la que estás y concentrarte. Físicamente tienes que ser fuerte y en forma, pero no tanto como en otros deportes. Es como comparar a Bruce Lee con Arnold Schwarzenegger. Es otro tipo de fuerza.

P: ¿Cómo describirías el mejor descenso por una pendiente?
R: Cada carrera es distinta. Por eso con cada una percibes sensaciones distintas, especialmente si es un halfpipe o una montaña. Diría que no hay nada como disfrutar de tu mejor carrera: todo es estupendo, todo va perfecto, no hay nada que cambiarías y una vez que estás a gusto con tu tabla puedes hacer el truco que quieras, es el mejor sentimiento, ése que surge cuando estás haciendo volteretas hacia atrás y girando. Así que lo mejor para mí es cuando me siento tan relajado que puedo hacer lo que quiera. Pero en fin, depende del día y de las condiciones.

P: En la comunidad de snowboard ¿hay otros corredores activos o retirados a los que admires?
R: Hay un montón de corredores a los que respeto. Lo mejor de este deporte es que no hay rivalidad como en el fútbol. Aquí todos somos amigos, en lo alto de la montaña, aunque en el interior, todos queremos ganar. Ayudamos al otro y le deseamos buena suerte, y eso. A mí me gustan Mason Aguirre y Kevin Pearce y Danielle Davis, y el aspirante favorito es Mikkel Bang. Ha trabajado como yo desde que era un crío y ahora es algo grande, con un gran etilo. Es genial ver a otros corredores cuando hacen trucos y todo es perfecto. Parece tan sencillo, a veces pienso “guau, yo quiero hacer eso”.

P: ¿Dirías que hay diferencias en el estilo europeo y el norteamericano?
R: Sí, yo diría que sí. Es gracioso, cuando creces y maduras tiendes a imitar el estilo de otros, la forma en que hacen las cosas. Para mí, crecer en Estados Unidos es genial y me ha permitido correr de muchas formas diferentes, más que otra gente. Quiero decir, teníamos un montón de saltos en edificios y en halfpipes, y en la montaña de mi zona teníamos un halfpipe y muchos saltos y raíles… era estupendo. Cuando vienes a Europa, te das cuenta de que muchos corredores europeos son mejores que los americanos porque desde el principio van a la montaña y bajan por colinas increíbles, como mis amigos suizos. Entiendo por qué es tan bueno en algunas cosas, porque ha crecido haciendo eso. Así que es gracioso ver los estilos de la gente, es genial observarlo.


Videojuegos

P: ¿Juegas a videojuegos en tu tiempo libre? ¿Qué tipo de juego te busca?
R: No suelo tener mucho tiempo libre, pero me encantan los juegos. Acabo de comprar Mario Kart para Wii y también he jugado a un montón de juegos de Ubisoft porque antes de firmar el acuerdo quería asegurarme de que hacían juegos guapos. Me gustó King Kong, y Prince of Persia, y Rainbow Six y… sí, juego bastante. Y ahora, tener mi propio juego es lo más guay.

P: ¿Qué tipo de juegos de deporte prefieres: simulaciones realistas o juegos más accesibles con los movimientos básicos?
R: Soy un fan de la combinación de ambos porque juego a todo tipo de juegos. Cuando un juego tiene algo muy realista, es guay. Y eso es lo guay de mi juego, porque es divertido, y puedes hacer cosas geniales, pero en realidad es muy realista en cuanto a los trucos y la forma en que haces los grabs, los tweak con la tabla, las cosas que dices en la montaña… es realista, la cultura snowboard es así.

P: ¿Cuándo empezó a interesarte tener tu propio juego y… te parece halagador que te hagan un juego?
R: Bueno, es la leche, no hay mucha gente que tenga su propio juego. Es un honor, tío, y estoy emocionado. Es que, desde que era un crío siempre quise tener mi propio juego, pero lo bueno vino cuando de verdad fui capaz de ser el personaje de un juego. Pensé que sería una pasada pero luego se lanzó un juego y estaba decepcionado porque la ropa que llevaba era penosa y los trucos que hacía no parecían realistas. Y había elementos en el juego que no eran guay. O sea, estaba en dos juegos y mis personajes no me gustaban y me dije que no quería que volviera a pasar porque no representaban mi estilo ni nada de lo que soy. Música extraña, cosas extrañas. Recibía ofertas para otros juegos y las rechazaba, compañías que querían hacer mi juego, porque quería que fuera la compañía adecuada y la dirección adecuada. Pero entonces fui a Montreal y fue genial. Tenían un edificio guay y la gente era impresionante, porque decían que querían hacer lo mejor posible y estaban tan centrados en el juego que vi que ahora sí iba a ser algo grande. Y ha sido así, ha sido asombroso trabajar con estos tipos.


Kube Hotel – Paris

P: Todos los deportes se han convertido en juegos. ¿Qué te parece? ¿Crees que el deporte virtual podría ser más divertido que el real?
R: Sí, por eso son tan interesantes los juegos, ya que haces algo que normalmente no harías. Ya sabes, juego a Mario Kart porque no puedo ir por ahí con mi coche tirándole tortugas a mi hermano *risas*… Así que, si nunca has hecho snowboard, puedes jugar a un videojuego y hacerte una idea de lo que se siente. Es como ponerse en la piel de otro para hacerlo.


El juego

P: ¿Cómo fue el principio, cuando empezaste a trabajar en el juego?
R: La peor parte fue que no había hecho un juego en mi vida. Así que era como “¿y ahora cómo vamos a hacer esto?” y desde el principio teníamos que pensar en cómo se iba a jugar, porque hay un montón de formas distintas de hacerlo. Podíamos haber empezado por: el juego soy yo y vas a jugar conmigo todo el tiempo. Había un par de ideas y creo que la que elegimos era la mejor: tú eres tú y vas a hacer lo que te dé la gana. Nos preguntábamos qué haría yo en el juego: ¿sería tu enemigo o tu amigo? Es genial, mi papel en el juego es ayudarte, animarte y si te vuelves perezoso, ponértelo difícil. Creo que casi todo el tiempo le complico la vida al jugador, porque la idea del juego es que seas tú mismo y hagas lo que quieras. De ahí vienen tantos escenarios y tantas montañas, para que puedas correr en cualquier parte. Nadie me dice dónde debo ir, y en lo alto de la colina decido ir por esta ruta o por la otra. O digo, “iré por los árboles y a ver dónde llego”. Es una de las cosas guay en el juego, las montañas abiertas.

P: ¿Has estado muy involucrado en el desarrollo del juego? Danos algún ejemplo de lo que has dicho o hecho…
R: Es guay. Estuve en Montreal un par de veces y una de ellas hicimos captura de movimientos. No podíamos hacer captura de movimientos real de snowboard, así que hicimos lo más parecido: skateboarding. Hace poco estuve en Los Ángeles haciendo gran parte de las voces de mi personaje, pegando voces en una sala de grabación. Gran parte del trabajo en el juego vino de… bueno, es que primero hicimos reuniones y decíamos “vale, esto es lo que queremos ver, estos saltos, queremos que las montañas vayan así…” y otra gran parte era trabajar sobre el guión para asegurarse de que no había estereotipos equivocados sobre el snowboard porque, ya sabes, mis amigos tenían que jugar al juego. Decimos “Es guay” o “Qué pasada” pero no quería que los personajes dijeran “Eh, tronco, lo flipo y molo mazo” porque no es así como hablamos, y si alguien dice eso en el juego es más bien de forma sarcástica, porque se nos ha estereotipado de esa forma. Esa era la parte más divertida, poner todas esas ideas y luego verlas. Jugar al juego y oír mi voz es una pasada. Ha sido un gran trabajo, había un montón de cosas que hacer, desde elegir la música, hasta el aspecto de mi pelo, todo lo hemos hablado y ha quedado genial.

P: Hablemos de la versión Wii y el soporte de la Wii Balance Board. ¿Jugar a la versión Wii es lo más parecido a la experiencia real de snowboard? ¿Crees que los movimientos del jugador se transfieren con precisión al juego?
R: La primera vez que se habló de la idea de la Balance Board yo me mostré en contra de ello porque había visto juegos que usaban algo parecido a una tabla y era terrible. Parecía como una gran tabla de plástico rígida, y no tenía la vibración ni la respuesta adecuada. Y no funcionaban bien, así que cuando hablamos de la tabla en este juego yo fui muy escéptico. Pero luego probé uno de los primeros prototipos del juego en versión Wii y la tabla era alucinante. Respondía muy bien. Lo primero que hice en la tabla fue inclinarme hacia adelante, porque es lo que hago para pillar velocidad, te inclinas y te agachas. Y el tío del juego se agachó y fue más rápido y su visión se pone borrosa para indicar lo rápido que vas. Era genial, una de esas cosas en las que me asombró la tecnología que tienen y lo sensible que es la tabla. Creo que fue guay y muy divertido. Y, desde luego, es como correr de verdad: para que tus dedos vallan allí, tienes que hacer que tus tobillos vayan allá… Estaba emocionado porque desde el principio era como “¡Sí, tíos, hemos dado en el clavo!”, y además, creo que es muy divertido porque todo te hace saltar de la silla y meterte en el juego, es… es como hacer un homerun, es guay.


Kube Hotel – Paris

P: ¿Hay algún punto específico del juego que te guste más? Y, si lo hay, ¿puedes explicar por qué?
R: Me justa justo el principio del juego, cuando el jugador da un gran salto para empezar a bajar la colina y empieza a sentir el snowboarding. Es muy realista, y es importante para que la sensación sea auténtica desde el principio. Es genial ir a por un salto y no saber lo que te espera después… Es una experiencia muy interesante.

P: En el juego hay muchos lugares diferentes del mundo. ¿Los has visitado todos? ¿Cuál es tu favorito en el juego y en la vida real?
R: Para mí ir a las diferentes zonas del mundo fue divertido porque he viajado a todas partes al hacer snowboard. Lo que quería es que los chavales pudieran entrar en el juego y decir: “Venga, vamos a correr en Europa o Japón”, porque recuerdo los árboles y el lugar, y es divertido, son carreras geniales. O decir: “Quiero ir a Europa, donde hay un precipicio alucinante”. Y es divertido porque hay un terreno específico en cada lugar y todos ellos son diferentes, en aspecto, en características, en la gente que corre, la forma en que van vestidos… todo es diferente. Japón tiene los colores más llamativos: pantalones rosas, chaquetas naranjas… Pero en general generalizamos las zonas y pusimos Europa como carrera tipo. Yo describí el tipo de terreno donde quería correr y entonces salió Japón. En realidad, en el juego es Park City, lo hicimos porque es la montaña que más solía correr. Es mi parque, mi montaña local.

P: ¿Cuáles son los mejores trucos que se pueden hacer en el juego?
R: No estoy seguro. Para mí el mejor truco es el más realista. Es como hacer una pequeña rotación en un gran salto. El viento empuja tu chaqueta… es lo que más te conecta con el snowboard, cuando piensas “Guau”, y estos chicos lo han conseguido, así es como se ve y es como se siente. Para otra gente lo más guay sería un 1080° sobre el precipicio gigante… pero para mí lo más interesante son las cosas realistas.

P: ¿Hay algún truco que puedas hacer en el juego que no hayas hecho en el mundo real? O sea, ¿un 1080 es la última frontera o se puede ir más lejos en el juego… y cuánto más lejos se puede llegar en la vida real?
R: Sí, hay muchas cosas… Cuatro volteretas hacia atrás sobre el precipicio, y luego hacia el otro lado. No son cosas habituales, yo no puedo hacerlo, *risas*. Creo que el cielo es el límite y que hay movimientos ficticios que puedes hacer y que en la vida real llevan mucho tiempo de evolución y progreso. En el mundo de los deportes, comparado con el fútbol o el béisbol, estas cosas son muy nuevas, y creo que nuestro deporte aún no ha llegado a los límites de lo que se puede hacer. En los próximos años veremos auténticas locuras, me emociona pensar en lo que puede pasar, en lo que yo mismo puedo hacer… *risas*… O debo hacer, *risas*.

P: La música juega un papel importante en la cultura del snowboard y los juegos. ¿Estuviste involucrado en la selección de las canciones del juego? ¿Cuál es tu favorita?
R: Yo hice una lista de deseos con canciones de rock y funky que me gustaba escuchar. No sabemos exactamente cuáles estarán en el juego, aún no está cerrado, pero en general, es mi estilo favorito en el juego. Yo toco la guitarra y por eso me gustan las canciones de rock y esas cosas. Pero también es posible cargar tu propia lista de canciones, así que puedes correr con la música que quieras… *risas*

Fuente: Ubisoft
Contenidos relacionados
02/10/2008
Lanzamiento en noviembre para las primeras plataformas portátiles
Comentarios
Por yole el 29/01/2009 a las 15:49:03 :
me encanta shaun white. al que no le guste esta totalmente desquisiado. me encanta ese nené no es por el dinero, si no por su doble belleza.
Deja tu comentario


Introduce el código de seguridad que aparece en la imagen.
Últimas rutas
  • Cara este del Pedraforca
  • Cara este del Vulturó, Solsona
  • La Vallée Blanche de Peyragudes, Francia
  • Suroeste de la Costa de la Sauvata, Andorra
  • Splitboard en los Rasos de Peguera
  • Canal Ordiguer Cadí MBEA-S5
  • Canal Vermicelle Eyne MBEA-S4
  • Petita Galbe en Formigueres. BE-S3
  • Iniciación al splitboard en la Vall de Sant Martí
  • Pic de la Maladeta, por el Collado de Rimaya. BE-S3.
  • Arrancando motores en Coma Oriola
  • Corredor oeste del Carlit, MBE-S4.
Publicidad
Buscar
Por favor, introduce un texto para buscar...
Contacto
Rellena el siguente formulario y ponte en contacto con nosotros. Te responderemos lo antes posible.



Tags
Enlaces
Síguenos