Skiboard, Snowblade o Big-Foot

2003-12-05 a las 01:42:27 48.484 visitas
¿Y qué es esto?
Es otro deporte de nieve, bastante en auge en estos tiempos. Se practica sobre dos pequeñas tablas que oscilan sobre los 60 y 110 cm, a simple vista pudieran parecer esquís de niños. Las principales características de este deporte es la facilidad con la que se aprende y lo divertido que resulta, al poder realizar muchos trucos sin muchas dificultades.
skiboard

Historia del skiboard
El origen del skiboard se remonta a finales de los años 80 cuando la marca kneissel ® lanzo los divertidos Big Foot, unos simpáticos esquís pequeños que tenían incluso la forma de los dedos, permitían ya realizar rápidos giros y trompos, aunque eran un poco rústicos, según algunos. Con la llegada de los snowblade este deporte se hizo popular rápidamente, snowblade es el nombre que Salomón ® acuño para sus skiboards. En poco tiempo casi todas las marcas tenían ya varios modelos de skiboards en su gama, apareciendo incluso empresas dedicadas en exclusiva al skiboard.
Big Foot

Descripción
Son tablas de entre 60 y 110 cm aproximadamente, la tendencia actual está sobre los 90 cm. El diseño, materiales empleados y prestaciones van en función del uso que se les quiera dar (como sucede en el snowboard o el esquí). Suelen llevar incorporadas unas fijaciones sencillas que no saltan (a diferencia de las de los esquís) ya que dada su corta longitud entrañan un menor peligro de hacerse daño en las caidas, aunque no se suelten; se trata de unas ataduras fácilmente regulables, que se adaptan a casi cualquier bota de esquí. Actualmente existen algunos modelos para bota blanda similar a la utilizada en el snowboard, con una fijación de carraca análoga a la del snowboard también.

skiboard

Valoración
Los pros de este deporte son principalmente la facilidad con que se aprende, y lo divertido que puede resultar. Muchos opinan que es una forma de acercarse al mundo del snowboard sin abandonar el esquí, permiten meterse en el halfpipe y realizar infinidad de trucos. Con ellos se pueden realizar fácilmente piruetas, trompos, saltos y cambios extremadamente rápidos de dirección. Además de la obvia utilidad lúdica, también se utilizan para aprender a esquiar y para depurar la técnica y el nivel de esquí de los que ya saben, sirviendo para aprender a ir bien centrado y con el centro de gravedad bien equilibrado, ya que dada su corta longitud, o vas bien equilibrado o te caes.

Además tiene otras ventajas como la facilidad para su transporte, y tener un precio más asequible que una tabla de snow o unos esquís.

Los contras son dificultades a la hora de afrontar distintos tipos de nieve ya que en nieve virgen al ser tan cortos la flotabilidad es mucho menor, y es bastante fácil hundirse en la nieve. Quizás el mayor inconveniente para algunos sea la menor versatilidad general, que los puede hacer a la larga aburridos.
En mi opinión pueden ser una buena opción para combinar e intercalar su uso con el snowboard o el esquí.
Click para ampliar Clic para ampliar Clic para ampliar Clic para ampliar
Clic para ampliar Clic para ampliar
Fuente: SnowAstur
Deja tu comentario

Introduce el código de seguridad que aparece en la imagen.
Publicidad
Buscar
Por favor, introduce un texto para buscar...
Contacto
Rellena el siguente formulario y ponte en contacto con nosotros. Te responderemos lo antes posible.



Tags
Enlaces
Síguenos