Serra de Ensija

17/03/2020 a las 02:38:33 201 visitas
  • • Desnivel: 800D+ (1.800m - 2.400m)
  • • Dificultad: BEA-S2
  • • Orientación: Norte
  • • Duración: 5:00 horas
  • • Ascenso: 4:00 horas
  • • Descenso: 1:00 horas

La Serra d`Ensija es una pequeña joya del Prepirineo catalán, para el que sabe apreciarla. No tiene grandes descensos, ni grandes montañas. Tampoco recibe grandes cantidades de nieve y casi siempre requiere de un buen rato de porteo. A pesar de todo, merece la pena. 

Es un valle de grandes contrastes, orientado de este a oeste y con laderas norte y como no, también sur. En la zona norte tenemos la Serra d`Ensija, con la Gallina Pelada (2.321 m.) como su cima más alta. El acceso es cómodo y podemos dejar el coche en el parking de Font Freda, a 1.700 metros, que es la salida habitual de casi todas las rutas de la zona. Tener en cuenta que es una carretera secundaria con muy poco mantenimiento en invierno, podemos encontrarnos con bastante cantidad de nieve justo después de una gran nevada, o con grandes placas de hielo en días muy fríos.

Precisamente una gran placa de hielo en una curva de la carretera no permite el paso hacia el parking de Font Freda, así que empezamos a caminar desde el parking del Torrent de les Llobateres. Llegamos al inicio habitual después de caminar un rato por una pista a un lado de la carretera, dejamos la fuente a nuestra izquierda y nos metemos en el frondoso bosque donde el camino va cogiendo pendiente rápidamente.
Aunque es una temporada extraordinariamente seca y estamos por debajo de 1.800, empezamos a encontrar las primeras placas de hielo y nieve dura. Se nota que es una ladera fría y puramente norte.

Antes de que llegue la nieve continua, a la altura de la Font de l`Orri nos encontramos con unos 150 metros incómodos y desagradecidos, con tramos discontinuos de roca suelta y gruesas placas de hielo.
Pensamos en poner crampones varias veces, no lo hicimos por pereza de sacarlos de la mochila y ponerlos solamente para unos pocos metros, sumado a la esperanza de que llegase pronto la nieve.
El manto más o menos continuo llega poco antes de los 1.900 metros de altura, pero foquear con estas condiciones de nieve está reservado a unos pocos mortales y nosotros no somos uno de ellos. Por suerte podemos ir siguiendo los peldaños de las viejas trazas de raquetas. El bosque se abre y por fin podemos liberar nuestra espalda y empezar a foquear por nieve dura, pero que permite morder bien a las viejas pieles.

Ladera este de la Gallida Pelada desde el Coll de Pradell
Ladera este de la Gallida Pelada desde el Coll de Pradell
Font de l`Orri
Primeras placas de nieve dura y hielo en la Font de l`Orri
Pleta de l`Os
Pleta de l`Os

Cuando empezamos a salir del bosque podemos tener la tentación de ir hacia a la derecha (oeste), que es lo que los carteles e hitos nos indican. Si la nieve está dura, como es el caso, es mucho más cómodo (y recomendable) dar un pequeño rodeo en dirección al Cap de la Canal Llisa evitando las fuertes pendientes del camino directo.
Llegados a este punto, tenemos una buena visión de esta especie de pequeño valle en altura, con el refugio Serra d`Ensija (Delgado Ubeda) en su corazón a 2.166 metros de altura y rodeado de pequeñas y divertidas palas norte de pendiente más o menos constante.
Llegar a la cima de la Gallina Pelada nos puede costar un largo flanqueo y tampoco nos da acceso a unas grandes vistas, o múltiples opciones de bajadas. Por ese motivo, podemos sacrificar la cima y divertirnos con cualquiera de los torrentes que bajan de las lomas de los alrededores. Es cierto que una de las "mejores" opciones de la zona la encontraremos en el torrente de la Coma del Grau, que baja de la cima de la Gallina Pelada, pero es imposible ver las condiciones en que se encuentra sin hacer cima. Tampoco será fácil encontrar información reciente en redes sociales o similares. Si no nos importa poner y quitar pieles un par de veces, podemos encontrar posibilidades interesantes sin llegar al pico.

Cara sur del Pedraforca
Cara sur del Pedraforca
Cara sur del Pedraforca
Cara sur del Pedraforca
Vista del fondo del valle
Vista del fondo del valle
 refugio Serra d`Ensija
Refugio Serra d`Ensija
Linea de subida
Creu de Ferro

En esta ocasión optamos por ir buscando las mejores condiciones de nieve, buscando la pendiente y la continuidad. El bosque es espeso en algunos puntos y tenemos que tener cuidado con no bajar por el fondo de los torrentes, donde suelen haber piedras escondidas. Buscando los claros de bosque por los laterales de los torrentes es fácil encontrar líneas interesantes.
Por debajo de la Creu de Ferro, careneando un poco y evitando el plano, encontraremos una pala muy interesante, de mis favoritas, y que es una buena opción para retomar el camino de vuelta.
Después de un par de bajadas, que siempre parecen cortas, empezamos a volver por donde hemos venido buscando uno de los rincones más salvajes de la zona, por debajo del Cap de la Canal Llisa. Pendiente fuerte, grandes rocas, bosque espeso y giros precisos. No defrauda si las condiciones lo permiten, pero tienes que saber bien por donde vas, porque la zona no es visible durante la subida y tiene algunos puntos peligrosos. 

Última pala
Última pala, un rincón fantástico

Realmente es una zona que merece mucho la pena si sabemos sacarle partido y no nos importa portear un poco. En pleno invierno podemos encontrar condiciones bastante buenas sin hacer muchos kilómetros. Obviamente no es una zona de descensos extremos, pero que nos puede salvar más de un día. Es una zona ideal para iniciación si queremos ir con gente con poca experiencia, hacer una salida familiar, o un grupo con varios niveles, o gente con raquetas.
También puede ser una buena opción para esos días con retención de norte, donde el viento del norte sopla fuerte en altura y la visibilidad no es muy buena a partir de 2.500. En esta zona podemos encontrar mucha protección natural.
Incluso puede ser un buen sitio después de esas grandes nevadas después de grandes temporales, de las que cada vez vemos menos, donde se acumula mucho espesor en poco tiempo y el riesgo de aludes es difícil de gestionar. En resumen, un sitio tranquilo que requiere un poco de esfuerzo pero qu sin duda merece una oportunidad.

¡Salud y montaña!

Fuente: Abel Mancho
Deja tu comentario

Introduce el código de seguridad que aparece en la imagen.
Publicidad
Buscar
Por favor, introduce un texto para buscar...
Contacto
Rellena el siguente formulario y ponte en contacto con nosotros. Te responderemos lo antes posible.



Enlaces
Síguenos